¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Hoy en día, mayoritariamente la gente simplemente compra su vino online, o en su tienda de confianza, ajeno a la forma de almacenar el vino correctamente en casa para poder asegurarse que este mantenga intactas sus características tanto tiempo como sea posible. Te detallamos los pasos para su correcta conservación y servicio.

1 - Mantenerlo a oscuras . Guarde todos los vinos lejos de la luz, la luz solar directa y lámparas fluorescentes. Los rayos UV pueden causar vino un golpe de luz, dándole un olor desagradable. Los vinos con botellas oscuras están mejor protegidos y algunas botellas tienen un filtro UV incorporado en el vidrio. Si no podemos guardar una botella totalmente lejos de una fuente de luz, manténgala ligeramente envuelta en un paño, o simplemente ponga la botella dentro de su misma caja. Si se exponen a la luz de vez en cuando, trate de asegurarse de que es la luz de las lámparas de vapor de sodio o incandescentes.

2 - Guarde las botellas tapadas con corcho y de manera horizontal. Si los vinos se almacenan en posición vertical durante un período largo de tiempo, los tapones de corcho se secan, dejando paso al aire exterio ,que con el tiempo va a llegar al vino, y estropearlo. Si almacena con la etiqueta hacia arriba, va a ser mucho más fácil detectar cualquier sedimento que pueda haberse formado en el vino con el tiempo cuando usted finalmente vaya a consumirlo.

3 - Mantenga una temperatura constante . Para el envejecimiento prolongado del vino (más de 1 año), la refrigeración es más que necesaria en la mayoría de las partes del mundo, e incluso un sótano debajo de la tierra cuando este no es lo suficientemente frío.

El Vino almacenado no debe sobrepasar los 24ºC. A partir de los 24ºC, el vino comienza a oxidarse. Una temperatura ideal para almacenar los vinos, esta entre 12-13ºC. Permitir temperaturas inferiores 12ºC no le hará daño el vino, sólo va a ralentizar el proceso de envejecimiento. La temperatura en el área de almacenamiento del vino debe ser lo más constante posible. Todos los cambios deben producirse lentamente. Cuanto mayores sean los cambios sufridos en la temperatura de un vino, mayor es el envejecimiento prematuro del vino. La temperatura no debería variar más de 1,6ºC al día y 3ºC al año, sobre todo en los vinos tintos, ya que estos van a sufrir más problemas relacionados con la temperatura de los vinos blancos.

4 - No mueva el vino . Si es posible, almacene los vinos de tal manera que le sea fácil acceder a el. Trate de no mover las botellas una vez almacenadas. Incluso las vibraciones del tráfico pesado, motores o generadores pueden afectar negativamente el vino.

5 - Mantenga la humedad en torno al 70% . La alta humedad mantiene el corcho húmedo y la evaporación al mínimo. Pero no permita que la humedad supere en mucho el 70%, ya que esto puede estimular el crecimiento de moho y hacer que las etiquetas se despeguen. Utilizando un higrómetro puede realizar un seguimiento de las condiciones de humedad y el uso posterior de técnicas para humidificar o deshumidificar, según sea necesario.

6 - Aislar el vino . Recuerde que el vino "respira", por lo que no lo guarde cerca de emisores de olores fuertes, el olor se impregna a través del corcho y llega al vino. Una buena ventilación puede ayudar a prevenir los olores a humedad afecten al vino.

7 - Guarde los vinos la cantidad adecuada de tiempo . No todos los vinos mejoran con el tiempo. Por lo general, los vinos de económicos no van a mejorar. Los vinos tintos con crianza se pueden almacenar y criar entre 2-10 años para madurar. Sin embargo, depende del tipo de vino tinto y el equilibrio de su azúcar, ácido y taninos. La mayoría de los vinos blancos jóvenes deben ser consumidos durante el año posterior a su cosecha, los que hayan pasado por madera pueden ser consumidos después de 2-3 años de almacenamiento (aunque en seleccionados borgoñas blancos (Chardonnay) estos tiempos pueden ser mayores y poder llegar a los 20 años.)

8 - Ajuste la temperatura antes de servir. Diferentes vinos saben mejor a temperaturas ligeramente diferentes, que pueden variar de la temperatura en la que se encontraban. Justo antes de beber el vino, dejar que la temperatura suba o baje a la temperatura de servicio adecuada:
  • Blancos y rosados: 8-14ºC
  • Los Vinos espumosos, cava y champagne: 6-8ºC
  • Vino tintos jóvenes: 13-14ºC
  • Vinos tintos con crianza: 15-19ºC

Social Media

Formas de pago

payment

Newsletter

Recibe las novedades de FansDelVino en tu correo electrónico