¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Definición y clasificaciones

La magia del “perlage” ascendente de sus burbujas, su fineza, elegancia, frescor, historia y calidad han hecho de este tipo de vinos, un grupo bien diferenciado de entre todos los vinos del mundo. Por definición, según el diccionario del vino en su edición de 1988, entendemos como vino efervescente, un vino que libera burbujas de gas carbónico en su superficie. Esta amplia definición agrupa una gran cantidad de vinos espumosos, obtenidos con diferentes metodologías de elaboración, diferentes denominaciones de origen en todo el mundo, diversas variedades de uva, etc. haciendo de los vinos espumosos, una denominación de origen Universal. De esta forma podemos encontrar entre los vinos espumosos mas conocidos del mundo: Los Champagne y Crémant franceses, nuestro Cava, el Sekt Alemán, los Spumanti Italianos, Espumantes de Portugal, y un largo etcétera.

Una simple clasificación de los espumosos según la metodología de elaboración puede ser en función de la forma de obtención:

• Por refermentación de sacarosa añadida a un vino base seco (Método tradicional, Cuve close, transfert)
• Por fermentación de los azúcares residuales naturales presentes en el vino (Método ancestral, Diose)
• Por simple gasificación (Adición de gas carbónico)

Los vinos espumosos los podemos clasificar también como naturales o gasificados:

• Naturales: Todos aquellos vinos que realizan la toma de espuma mediante una fermentación natural. En este tipo de elaboraciones el papel de las levaduras es imprescindible, pues ellas consumen el azúcar para poder sobrevivir en el medio, transformándolo por propio metabolismo en gas carbónico (CO2) y alcohol, creando de esta forma la presión y burbujas que caracteriza este tipo de vinos. Este enriquecimiento natural en gas carbónico por efecto de las levaduras, es lo que se conoce como la toma de espuma o “prise de mousse”.
Según la presión obtenida , podemos diferenciar entre:
- Vinos de aguja (1-3 atm)
- Vinos espumosos (3-5 atm)
Esta toma de espuma puede realizarse según el método de elaboración, en la misma botella (Método tradicional o “champenois”) o bien en un depósito de fermentación especial (Método Cuve Close/Charmat)

• Gasificados: A diferencia de la toma de espuma de los vinos espumosos naturales, la presión de gas carbónico obtenida en estos vinos, es por adición directa de gas carbónico, sin existir ningún tipo de fermentación obteniendo vinos espumosos de una complejidad y calidad mas limitada.
Los vinos gasificados también se pueden clasificar según la presión en:
- Vinos de aguja (1-3 atm)
- Vinos espumosos (3-5 atm)

En las siguientes entregas de este monográfico os explicaremos detalladamente los distintos métodos de elaboración de vinos espumosos.
 

Social Media

Formas de pago

payment

Newsletter

Recibe las novedades de FansDelVino en tu correo electrónico