¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

El pasado 5 de noviembre se celebró en el museo del chocolate de Barcelona un maridaje de chocolate con los vinos dulces de tres bodegas catalanas (Mas Estela, Mas d’en Gil y Celler Piñol).

El acto empezó con una breve explicación de los orígenes del cacao y su historia, así como una descripción de los distintos tipos de cacao y del proceso de fabricación del Chocolate.

Posteriormente se dio paso a la presentación de los tres vinos que se catarían con tres tipos distintos de chocolate.
 
Didier Soto y Nuria Dalmau, propietarios de Mas Estela (D.O. Empordà), una pequeña bodega situada en el Cap de Creus, deleitaron a los asistentes con una explicación las cualidades geográficas y climáticas del emplazamiento donde se encuentra su bodega. Mas Estela nos presentó su Vino Dulce Natural, elaborado con Garnacha, del cual solo se producen 1.500 botellas al año. Se trata de un vino elaborado mediante el método de “solera” en el cual se mezcla de forma sucesiva el vino de la cosecha de cada año con cosechas anteriores, obteniendo un vino que es la mezcla de las 10 últimas cosechas. El vino resultante de este proceso es un vino con notas de frutos secos, higos, pasas, toques torrefactos de café y cacao.

El Vino Dulce Natural de Mas Estela sirvió para maridar el chocolate Manjari, procedente de Madagascar y que se caracteriza por sus notas ácidas y amargas.
 
Marta Rovira y Pere Margalef, de la bodega Mas d’en Gil (D.O. Priorat), presentaron el Nus, su vino dulce elaborado con Garnacha (80%), Syrah (15%) y Viognier (5%). Se trata de un vino dulce elaborado a partir de uva muy madura que posteriormente se deja secar al Sol sobre cañizos para aumentar su grado de concentración alcohólica. Mediante este proceso, Mas d’en Gil obtiene un vino de color cereza con aromas de confituras de frutas rojas y naranja, notas especiadas de vainilla y canela.

El chocolate Guanajá fue el elegido para ser maridado con el vino dulce Nus. Este chocolate, tal como indica su nombre procede de la isla Guanajá, y destaca por la persistencia de su sabor amargo y aromas de flores y frutas.
 
Juanjo Galcerà Piñol, de la bodega Celler Piñol (D.O. Terra Alta), presentó su vino dulce tinto de vendimia tardía que lleva el nombre de su madre, Josefina Piñol Dulce Tinto. La uva de la variedad Garnacha, se vendimia a finales de octubre o principios de noviembre para reposar durante 6 meses en barricas de roble francés. Es un vino que proporciona aromas de confitura de frutas del bosque, torrefactos, dátiles, tomate confitado y toques especiados, cacao, recuerdos de café y un toque de regaliz.

Josefina Piñol Dulce Tinto
maridó el chocolate Caraibe, elaborado con haba criolla. Se trata de un chocolate muy compensado con sabores a fruta, almendra y café tostado.
 

Social Media

Formas de pago

payment

Newsletter

Recibe las novedades de FansDelVino en tu correo electrónico